Categorías

 

Clara Pérez "Artesanos" es el fruto de cuatro generaciones.

En el año 1890 Juan Oliva Herrero fundó una empresa dedicada a la artesanía en cuero, es decir, a la fabricación de todo tipo de aparejos tanto para trabajos de cultivo como para paseo, a lo que sumó complementos para las -modestas aún- fiestas de Moros y Cristianos.

Al fallecimiento de su fundador, su viuda mantuvo la empresa, y la dirigió entonces el hijo de ambos, José Oliva Domenech. Este, como mandaban los tiempos y el creciente comercio, fue evolucionando cada vez más hacia una artesanía dirigida al regalo, y además, lo fué complementando con otro tipo de productos decorativos y de menaje para el hogar.

En esta labor le fué acompañando su hijo Juan Oliva Martínez junto con su esposa Clara Pérez Hernández. Es en esta época -y coincidiendo con la jubilación de José Oliva
Domenech- cuando la empresa da un gran vuelco para dedicarse plenamente a la fabricación y comercialización de productos dedicados a todo tipo de celebraciones, conmemoraciones,
eventos… y sobre todo a la fiesta de moros y cristianos que impera en todas las comarcas de la comunidad valenciana.

Es aquí en 1980 cuando nace Clara Pérez "Artesanos" quien define la especialidad de la empresa en la personalización de gran parte de sus productos.

En la actualidad la empresa sigue la misma trayectoria, apoyada por sus hijos que sin descanso evolucionan con las nuevas tecnologías, siempre sin abandonar sus raices artesanas.

Gracias a este tesón, su alcance traspasa con creces las lindes de nuestra comunidad.